¿por que no se escucha el sonido en el espacio?

El espacio, donde las ondas sonoras no pueden viajar

Los sonidos son realmente espeluznantes: La magnetosfera de Júpiter, el poderoso campo magnético que se extiende millones de kilómetros alrededor del planeta, suena como un sable de luz de La Guerra de las Galaxias, y se parece mucho al ruido de los lagos congelados aquí en la Tierra. Las emisiones de radio de Saturno suenan como un robot pidiendo ayuda en medio de una tormenta de viento. Y la atmósfera de la luna de Saturno, Titán, se asemeja al ruido de la estática de un televisor, con un sonido rítmico que se enciende y apaga de fondo.

El espacio es un vacío, por lo que en general no transmite ondas sonoras como el aire en la Tierra (aunque algunos sonidos existen en el espacio exterior, pero no podemos oírlos). Pero las diversas sondas que recorren nuestro cosmos son capaces de captar las emisiones de radio de los objetos espaciales. Estas emisiones de radio se convierten en ondas sonoras, y el resultado son los espeluznantes sonidos que la NASA ha reunido en una lista de reproducción.

Juno capta el “rugido” de Júpiter: La nave espacial Juno de la NASA ha cruzado el límite del inmenso campo magnético de Júpiter. El instrumento Waves de Juno grabó el encuentro con el choque de arco en el transcurso de unas dos horas el 24 de junio de 2016.

No se oyen sonidos en el espacio exterior porque no hay cerebro

Durante mucho tiempo se ha dicho que no hay sonido en el espacio, y eso es cierto, hasta cierto punto. El sonido convencional requiere un medio para viajar, y se crea cuando las partículas se comprimen y rarifican, haciendo cualquier cosa, desde un fuerte “bang” para un solo pulso hasta un tono consistente para patrones repetitivos. En el espacio, donde hay tan pocas partículas que cualquier señal de este tipo se extingue, incluso las erupciones solares, las supernovas, las fusiones de agujeros negros y otras catástrofes cósmicas se silencian antes de que se escuchen. Pero hay otro tipo de compresión y rarefacción que no requiere nada más que el propio tejido del espacio para viajar: las ondas gravitacionales. Gracias a los primeros resultados positivos de detección de LIGO, estamos escuchando el Universo por primera vez.

Te puede interesar  La percepción del tiempo: una mirada desde la teoría de la relatividad y la cultura

Las ondas gravitacionales eran algo que debía existir para que nuestra teoría de la gravedad fuera consistente, según la Relatividad General. A diferencia de la gravedad de Newton, en la que dos masas que orbitan entre sí permanecen en esa configuración para siempre, la teoría de Einstein predijo que en tiempos suficientemente largos, las órbitas gravitacionales decaerían. Para algo como la Tierra orbitando alrededor del Sol, nunca se viviría para experimentarlo: la Tierra tardaría 10^150 años en entrar en espiral hacia el Sol. Pero en sistemas más extremos, como dos estrellas de neutrones que orbitan entre sí, podríamos ver cómo las órbitas decaen con el tiempo. Para conservar la energía, la teoría de la gravedad de Einstein predijo que la energía debía ser transportada en forma de ondas gravitacionales.

Sonidos inexplicables del espacio

A los directores de Hollywood les encanta utilizar efectos sonoros en el espacio exterior para añadir dramatismo, pero ¿son realmente posibles estos sonidos? Esta demostración explorará la posibilidad del sonido en el espacio y las formas en que podemos comunicarnos con los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

Coge el timbre pequeño y fíjalo al palito de helado.    Engancha el extremo opuesto del palito a la parte inferior de la tapa de la botella de Snapple.    Agita el tapón de la botella para asegurarte de que la campana sigue emitiendo un tintineo audible. Ahora enrosca el tapón en la botella y agítalo.    En este punto, deberías poder escuchar el tintineo de la campana dentro de la botella.

Desenrosca el tapón y saca la campana de la botella.    Enciende dos cerillas y déjalas caer dentro de la botella.    En cuanto las cerillas estén dentro, vuelve a enroscar el tapón y la campana en la botella.    Espera a que las cerillas se apaguen y la botella se enfríe, si está caliente. A continuación, agita la botella una vez más. El timbre debería ser mucho más silencioso que antes, si es que se oye.

Te puede interesar  ¿que aportes cientificos hicieron copernico galileo y kepler?

A diferencia de la luz, el sonido necesita un medio para viajar.    Esto significa simplemente que para oír el sonido tiene que haber algo que lo atraviese.    El sonido se desplaza haciendo vibrar las partículas del medio para que choquen entre sí.    Cuando las vibraciones de las partículas llegan al oído, el tímpano recibe las vibraciones que el cerebro interpreta como sonido.

¿el sonido viaja más rápido en el espacio?

A pesar de las películas de ciencia ficción, no se pueden oír los sonidos en el vacío del espacio. Pero debería ser posible “ver” los sonidos del universo primitivo conservados en la forma en que las galaxias se distribuyen por el espacio. Ese patrón debería revelar detalles importantes sobre la época poco posterior al Big Bang, incluida la composición de la energía oscura.

Las perturbaciones en esta sopa densa provocan ondas sonoras, como las ondas que se producen cuando se lanza una piedra a un estanque. Estas ondas sonoras ayudaron a que la materia comenzara a agruparse, formando la primera estructura del universo. El resultado de esta agrupación lo vemos en la radiación cósmica de fondo de microondas, el “resplandor” del Big Bang.

Pero también deberíamos verlo en la forma en que se distribuyen las galaxias en diferentes momentos de la historia del universo. Las ondulaciones del universo primitivo establecieron una “vara de medir” básica para la distribución de la materia. A medida que el universo se expande, la vara de medir se expande con él. Al medir el tamaño de la vara de medir en diferentes momentos de la historia del universo, los astrónomos pueden trazar cómo ha cambiado el ritmo de expansión del universo.

Te puede interesar  Descubriendo los Quasares: Importancia y Características
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad